viernes, 4 de noviembre de 2011

Nicola Roberts: Cinderella's Eyes. Disco del mes de Noviembre

Este mes os traemos una delicatessen para todos los amantes del pop. Se trata del primer disco en solitario de Nicola Roberts, miembro del grupo británico Girls Aloud (desconocido por estos lares, super estrellas en el Reino Unido) y que a pesar (o gracias a) su faceta de patito feo del grupo, se ha lanzado al vacío en un intento de dignificar la música pop y demostrando que aún hay mucho que decir.

El Síndrome de Diogenes es tendencia.

Si nos remontamos a unos meses atrás, cuando Nicola empezó a lanzar teasers de su primer single en solitario, Beat of my Drum, sabíamos que estábamos ante algo grande, y después de escuchar la canción y ver el video, esto se confirmó. Si Beyoncé se tuvo que aguantar con samplear a Diplo en Run The World (Girls), Nicola conseguía que este le produjera su primer single que, a todas luces, es más sólido que el de Beyoncé (aunque me sepa mal decirlo).


Aunque no fue un super éxito, la canción tenia mucha chicha, y si todos esperábamos una canción con mucha percusión y ritmo como segundo single... pues Nicola dijo que no. Ritmo todo el que quieras, pero mucho más pop.  Eso es Lucky Day.


Y después de dos singles muy prometedores (curiosamente las canciones 1 y 2 del CD), tocaba ver como convertía todo eso en un largo. Y la muchacha ha sabido salirse con la suya. Melancolía mezclada con toques electrónicos, momentos para la alegría, pero sobretodo la sensación de que el patito feo se ha aceptado a sí mismo y reclama su posición en un mercado rodeado por la mediocridad (no se puede decir mucho más del trabajo de sus dos ex compañeras Cheryl Cole y Nadine Coyle). Sin duda, la fea del grupo, la que siempre estaba atrás y casi no cantaba, les ha pasado la mano por la cara haciendo uno de los mejores discos pop del año. Y es que si en 2010 Nicki Minaj aportó al Hip Hop un toque de aire fresco, en el 2011 Nicola se ha planteado hacer lo mismo, y vaya si lo ha conseguido.

Con chicas como ella o Robyn, es un poco más fácil justificar que te guste la música pop.

Me aireo el toto en la ventana y me quedo tan ancha

En total el disco está formado por doce temas. Son los siguientes:
  1. Beat Of My Drum – Pura percusión que ya hubiera querido para sí Beyoncé. Una manera inmejorable de conocer a una artista nueva.
  2. Lucky Day – Un toque de optimismo pop y juguetón que ayuda a asimilar un disco impregnado de melancolía.
  3. Yo-Yo – ¿No os da rabia cuando juegan miserablemente con vosotros, sin saber si algo es que sí o que no? A Nicola también le han mareado para no llegar a buen puerto, y ha decidido plasmarlo en un temazo que será el tercer single del disco.
  4. Cinderella's Eyes – Desde mi punto de vista esta canción habla sobre dejar esperar un final feliz, y empezar a currárselo. Tiene un rollito que engancha mucho.
  5. Porcelain Heart – Esta es una especie de balada electrónica hipnótica. Habla sobre la fragilidad, y es una de las primeras canciones suyas que conocimos (junto al single Beat of My Drum).
  6. i – Esta os la recomiendo especialmente, porque en su ejecución es un poco rara, pero después de un mes y pico de tenerla en mi cabeza se ha convertido en mi preferida. Habla sobre los miedos que tenemos dentro las personas, y precisamente esta producción tan poco pop le pega muchísimo.
  7. Everybody's Got To Learn Sometime – Aunque la canción es de las más justas (es una versión) el momento “I need your loving like the sunshine” es desgarrador... no me lo puedo sacar de la cabeza.
  8. Say It Out Loud – Esta canción habla sobre levantar la voz, y no quedarse callado ante las situaciones injustas que nos ocurren. Musicalmente está muy bien, y en un disco con menos hits sería la caña... pero aquí me da un poco de pereza.
  9. Gladiator – Esta cuando salió el disco era la que más le gustaba a todo el mundo. Referente al ritmo está muy bien... pero no acabo de saber de qué va... eso sí, es muy enganchosa.
  10. Fish Out Of Water – Esta no me gusta demasiado porque es más rara que I, pero en un sentido no tan positivo...; habla sobre su necesidad de hacer música y tal. Rara.
  11. Take A Bite – Y aquí saca sus cojones (que fino me ha quedado) en una canción con mucha percusión pero nada agresiva, ya que se decanta por un toque más bien happy.
  12. Sticks + Stones – La balada que cierra el disco no se corta en explicar lo infeliz que ha sido esta muchacha en su infancia y a posteriori, la necesidad de crearse un mundo interior. Es la típica canción de lagrimónf fácil... pero es que está tan bien hecha... me encanta, el broche perfecto a un disco casi perfecto.
Así que, os la recomiendo a todos, pero se que mi estimada cobloguera, vir, lo disfrutará especialmente, porque en su corazoncito hay un sitio para Nicola (nena, si acerté con Nicki... ¿qué te cuesta? Jejeje

¡Pasad un buen fin de semana!

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails