jueves, 17 de noviembre de 2011

Verbo

Tras el éxito de sus multipremiados cortos, la expectación por ver la primera película de Eduardo Chapero-Jackson era bastante alta. Sin embargo, su presentación en el pasado festival de San Sebastián y las primeras críticas recibidas, desinflaron un poco el entusiasmo inicial hasta que finalmente pudimos comprobar que, efectivamente, la película no es lo que esperábamos que fuese.

Nadie pondrá en duda que ‘Verbo’ es un film arriesgado y singular, difícil de clasificar dentro de un género determinado.

La historia de la joven inadaptada que no entiende el mundo en el que vive, podría parecer el argumento perfecto dirigido a un público adolescente anheloso por reconocerse y verse representado en una película, pero la superficialidad en su narración, la ausencia de acción y una estética a ratos decidida a espantar al espectador, provoca el efecto contrario.

Chapero-Jackson nos planta una película llena de fantasía que divaga entre el cómic, la cultura del hip hop y el grafiti y el oscuro mundo gótico. Sus rimas facilonas chocan con su estética, lo que supone constantes altibajos en la narración y un cierto olor a ridiculez y surrealismo.

Las interpretaciones tampoco están a la altura de lo que se desearía, y en algunos casos, resultan cómicas y frías, como es el caso del personaje del profesor o el de la madre de la protagonista.

Sin embargo, eh aquí uno de los puntos fuertes del film, ‘Verbo’ es visualmente cautivadora, con una sucesión de imágenes bellísimas detrás de las que se encuentra la verdadera personalidad del prometedor cineasta.

Sin duda, ‘Verbo’ es una película diferente. Una mezcla entre ‘El Corazón del Guerrero’ y ‘Alicia en el País de las Maravillas’. Un choque entre argumento y estética, a ratos desigual y a ratos exquisita.

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails