domingo, 7 de diciembre de 2014

Disco del mes de Diciembre: Broke With Expensive Taste, de Azealia Banks

En primer lugar, quiero pedir perdón por mi poca constancia publicando, y sobretodo por anunciar el disco del mes tan tarde... pero mis compromisos laborales/estudiantiles me han obligado a retrasarme. Espero que con las fiestas de navidad a la vista, la cosa se relaje un poco y pueda dedicarme de lleno a nuestro querido blog. Y ahora sí, dejando las excusas de lado, vamos para allá con lo que verdaderamente importa: Nuestro nuevo disco del mes.

 Si me dicen hace dos meses que Azealia iba a sacar una portada tan elegante no me lo creo...

Si no voy mal encaminado, la primera vez que se mencionó a Azealia Banks en el blog fue en junio de 2012, cuando analizamos el videoclip de liquorice. Más o menos desde esa época venimos hablando de su EP 1991, el mixtape Fantasea y nos venimos frotando las manos con su tan anunciado Broke With Expensive Taste, previsto para 2013. El cachondeo con el lanzamiento del disco ha sido tal que llegamos a aburrirnos de ella y de sus peleas por twitter, sus nuevos videoclips y todo lo que nos iba prometiendo pero nunca llegaba. Hasta que hace unas semanas decidió lanzar por sorpresa el disco que llevábamos tanto tiempo esperando, y nos dejó con la cara de tontos: Resulta que la Banks SÍ tenia un as debajo de la manga.


Broke With Expensive Taste es, a mi parecer, uno de los discos más interesantes del año, y desde luego el más interesante del peor Q4, musicalmente hablando, en años. La Banks se ha ido por una senda electrónica y experimental, que hará las delicias de todos aquellos a los que el Hip Hop les guste, pero que les parece que no se innova demasiado. A pesar que ya conocíamos 5 de las 16 canciones que forman el disco, uno no tiene la sensación de deja vu con este álbum: más bien al contrario, se plantea porqué no le han dejado sacar antes el disco a la muchacha.


De las canciones que ya conocíamos, que 212 es un trallazo y una de las mejores canciones EVER, no es algo que no supiéramos, pero gracias al álbum hemos podido comprobar que Heavy Metal and Reflective no le va a la zaga, y eso que en el momento de lanzarla como single no le hicimos mucho caso (probablemente por el chiste que suponía en aquellos momentos Azealia). Pero no solo de rentas vive esta mujer: se atreve a cantar en castellano en Gimme a Chance (y lo hace bien!), cosa que le viene de perlas a esta canción de raíces latinas. Y entre rap y bases electrónicas, deja sitio para una locura en forma de Nude Beach a Go-Go, un tema producido por Ariel Pink que se separa totalmente del estilo del álbum para lanzarse de cabeza a un divertido surf rock que, emplazado en la recta final del álbum, no puede más que dejarte fuera de tus casillas, hasta que te das cuenta que estas ante una canción que vas a acabar amando para siempre.


En fin, estamos, pues, ante una obra maestra del hip-hop alternativo, con una artista que ha demostrado, finalmente, que sí tenia mucho que decir. Y nosotros con ganas que estamos de seguirla oyendo durante muchos años. Ahora solo falta que su ganas de buscar bronca no acaben destrozando al personaje que se ha montado, porque seria una pena que la polémica no nos dejara ver a alguien tan estimulante.

Acabad de pasar un buen puente! ;)

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails