lunes, 26 de diciembre de 2011

Terminator 3: La Rebelión de las máquinas


He tardado 25 años en descubrir la saga Terminator, pero ahora que la he descubierto estoy totalmente enganchado, así que después de las dos primeras, me puse con esta tercera, la última en la que aparece Schwarzenegger.

Partiendo de la premisa que todo el mundo me había dicho que esta tercera parte era una soberana mierda, tengo que matizar: es cierto que si la comparamos con las dos primeras no tiene ni el mismo ritmo, ni te engancha tanto, ni la historia está tan bien hilada, y si ve a la legua que es una excusa patillera para extender una saga, con una Terminatrix mala que es de traca y un final que se lo podrían haber ahorrado. Pero a pesar de ello, si la separamos de la saga original y la vemos como película independiente, tiene cierta gracia.

Seguramente lo que más me ha molestado es que en la segunda se cerraba la saga perfectamente, y una tercera llegada de Terminators para matar/salvar a John Connor no eran necesarios. Porque además de ser totalmente repetitivo respecto a las primeras películas, no aparece la madre de John, auténtica protagonista de la saga junto al propio Schwarzenegger. Y John Connor es bastante repelente.

Entonces, si todo lo que he dicho es malo... ¿tiene algo que valga la pena? Pienso que sí. Aunque todo lo que he dicho antes pese mucho, también es cierto que estamos ante una saga solida y entretenida, y las escenas de acción están muy bien hiladas, y es un poco como los discos “malos” de tus artistas favoritos: sabes que no están a la altura que toca, pero se pueden disfrutar. Ojo, muchas películas “originales” les gustaría tener la calidad de esta.

Y como “curiosidad”, en la peli sale Claire Danes, que llevaba sin ver en ninguna parte... ¿Desde cuando?. Y Kristanna Loken está muy buena, pero como Terminatrix... no me gusta.

Así pues, opino que esta película tiene grandes lastres, empezando por un nombre que tendría que asociarse a algo de mayor calidad.

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails