jueves, 1 de septiembre de 2011

Terminator: De vuelta a los 80


En unos días, la plantilla al completo del Rotoscopio y unos amigos iremos por primera vez al Phenomena: The Ultimate Cinematic Experience, un acto especial-friki-cinéfilo-Barcelonés que se celebrará el día 9 de septiembre en el cine Urgell a las 20:00 de la tarde, donde se proyectaran en sesión doble las cintas “Jurasic Park” y “Terminator 2”.

El Phenomena es una experiencia que intenta recuperar el sabor del cine de antaño, y proyecta películas de los 70,80 y 90. De las dos que vamos a ver, Jurasic park ya la he visto cientos de veces, pero de la saga Terminador nunca había visto ninguna, y aprovechando esta ocasión me he decidido a ver la primera parte, estrenada en el año 1984, dirigida por James Cameron y protagonizada por Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton.

Nada más empezar la película vemos como en el futuro cercano (2029), el mundo está desolado después de una guerra entre robots y humanos, en la que estos últimos luchan para poder perpetuar la especie. De vuelta al “presente” (1984), aparece de la nada un androide en pelotas (Arnie-Terminator) mas bruto que un arado que se dedica a perseguir y asesinar a aquellas féminas que respondan al nombre de Sarah Connor. A todas estas que otro misterioso hombre también se transporta en el tiempo, persiguiendo al Terminator. Y falta en la función la verdadera Sarah Connor, que ve como se están ventilando a sus tocayas, y está acongojada. Todo tiene un sentido: El hijo que aún no ha nacido de Sarah, John, será el líder de la rebelión contra las máquinas, y el único que puede derrotarlas, por lo que los robots deciden cortar por lo sano e ir al pasado para cargarse a Sarah, y que así nunca pueda existir John. Lógico, ¿no?

Pues aunque a priori este tipo de películas no son mis preferidas, me ha encantado: los efectos especiales kitsch, con multitud de láser y stop motion, la sensación de agobio por la persecución del Terminator y, ante todo, Schwarzenegger, que casi ni habla ni gesticula, pero hace un papelón. Me encanta, y ya tengo ganas de que llegue el día 9 para ver la dos.

Por cierto, estoy teniendo graves dudas para elegir un disco para el mes de septiembre, porque he disfrutado de muchas cosas durante el verano pero tampoco nada que haya destacado por encima de todo... sigo dándole vueltas a la cabeza.

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails