lunes, 26 de septiembre de 2011

Con derecho a roce

Ayer por la tarde fuimos al cine a ver esta comedia romántica (aunque nos la intenten vender de otra manera) protagonizada por Justin Timberlake y Mila Kunis, la sexy contrincante de Natalie Portman en el Cisne Negro. Aunque la comedia romántica no sea mi género preferido, con esta me he llevado una sorpresa, seguramente por el toque verde que le han sabido dar, en su justa medida.

La historia transcurre en Nueva York y Los Ángeles, donde dos jóvenes descontentos con el rumbo de su vida amorosa deciden mantener relaciones sexuales sin que haya otro sentimiento entre ellos más allá de la amistad. Vamos, que son follamigos. La primera mitad de la película es súper ágil, y es la parte que más disfruté, cuando se conocen los personajes y deciden empezar a mantener relaciones. A medida que va avanzando la cinta y se empieza a desarrollar una historia de amor, se pierde un poco de ritmo y se acaba yendo hacia un terreno más convencional, y es que aunque se intente vender de otra manera, estamos más cerca de una comedia de J.Lo que de “Algo Pasa Con Mary”.

La pareja Kunis y Timberlake funciona a la perfección: son guapos, simpáticos y tienen química entre ellos, así que sus interpretaciones encajan a la perfección con la dinámica de la película.

Y como siempre en una buena comedia romántica, tienen que haber secundarios roba planos que mantengan la acción y aporten un punto extra de locura. En este caso tenemos sobretodo a Woody Harrelson, interpretando al ultra gay jefe de deportes de la revista donde trabaja el personaje de Timberlake, y a Patricia Clarkson, como la hippy y despreocupada madre de Mila.

Así pues, estamos ante una película muy entretenida en la que existe una gran química entre la pareja protagonista (y así tiene que ser, ya que se pasan media película de cama en cama) que podéis disfrutar y echaros unas risas sin ningún miedo.

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails