jueves, 11 de agosto de 2011

Agosto, mes de series


Tengo amigos que son unos flipados de las series: están super al día de todo, saben que día se estrenan en Estados Unidos, cuando las pueden ver los primeros,... a saco. Como para algunas cosas también soy un poco excesivo, pues los entiendo, pero con las series voy muy a mi ritmo, y el mes de agosto me sirve para ponerme al día.

El principal problema que tengo con las series USA (se entiende, las españolas en muchos casos son para darles de comer aparte) es que me cuesta seguirlas a un capítulo por semana (por culpa de LOST), pero si no tengo capítulos para ir viendo “de continuo” pues se me olvida que las estoy viendo y las dejo tiradas. Total, que llega el verano y (por suerte) las series se van de vacaciones, y ahí estoy yo para recuperar el tiempo perdido.

Este verano tenía el compromiso de acabar entre finales de julio y principios de agosto las tres series que tenía a medias: Modern Family, The Big Bang Theory y Glee. A día de hoy puedo garantizar que ya he conseguido esa meta.
Anteriormente en Wisteria Lane... a no... que no es esta...

Modern Family en su segunda temporada sigue una dinámica exactamente igual que la primera, mostrándonos la vida de estas tres unidades familiares que forman a su vez una gran familia. Como serie de humor es de lo mejorcito que he visto en mucho tiempo. Especialmente destaco a Sofia Vergara en su papel de Gloria, la mujer latina y sexy del padre de familia, en un papel en el que se juega mucho con las diferencias culturales y del lenguaje y que más me ha hecho reír durante esta temporada. Una revelación.
Mi nombre es Don, Shelly-Don...

Respecto a The Big Bang Theory, en esta cuarta temporada seguimos con las aventuras de este grupo de frikis, aunque para añadir nuevas dinámicas los guionistas se sacaron de la manga por una parte a algunas novietas para los protagonistas (todo muy estable, por cierto) y por otra un grupo de amigas para Penny. Y el personaje de Amy Farrah Fowler, alma gemela de Sheldon (si tal cosa fuera posible) con el que comparte dificultades para socializar. Después de cuatro temporadas la serie sigue en forma.

Poneros las pilas de una vez!!!!

Y por último Glee. Esta segunda temporada ha sido una de cal y una de arena. La cal la han dado determinados capítulos aburridos y con pretextos muy malos para incluir los temas decididos (recuerdo con especial tirria el capítulo dedicado a Britney Spears, probablemente el peor capítulo de la serie, cosa que no entiendo teniendo en cuenta el material con el que jugaban) y algunas tramas que aburren (Rachel – Fin – Quin). Por otra parte, siendo positivos, se han añadido personajes secundarios graciosos (Zizes, la gorda matona), se le ha dado protagonismo a personajes que no se habían tenido en cuenta en la primera temporada, y son muy carismáticos (Santana y Brittany) y se ha añadido al grupo “The Warblers” de un instituto contrario al Glee Club que, bajo mi punto de vista, han ofrecido actuaciones más interesantes que las del Glee. Solo si mantiene un buen pulso con los secundarios conseguirá seguir interesando, porque las tramas principales están muy gastadas.

Y este de momento es mi análisis de las series que comencé durante el año y he acabado este verano. Para más información seguid leyéndonos, porque ahora justo empiezo con la séptima temporada de mujeres desesperadas, y estoy pensando si seguir alguna otra…

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails