viernes, 15 de marzo de 2013

Frikadas niponas: Kamikaze Girls (Shimotsuma Monogatari)

Mi amiga Núria “La China” se compró hace unos meses en el Saló del Manga de Barcelona una peli a la que le tenia muchas ganas de hace años, y me la prestó: Kamikaze Girls, una frikada de proporciones épicas dirigida por Tetsuya Nakashima que nos presenta a Momoko, una adolescente obsesionada por el estilo Lolita/rococó (Kyoko Fukada), con un punto antisocial y individualista muy marcado, y la motera gamberra Ichigo (la cantante Anna Tsuchiya), que intenta hacerse amiga suya “ves a saber porqué”.


La película arranca de una manera genial, explicándonos la improbable vida de Momoko, como sus padres se divorcian y ella se aísla en un mundo imaginario basado en la época de Maria Antonieta, como descubre su pasión por la ropa y se aísla de mundo real para crearse uno en el que se siente especial... Aunque ello le comporte tener que hacer horas de tren para poder comprarse sus modelos preferidos, algo que le obsesiona. Todo en esta primera parte es hilarante: la historia de su inútil padre, un mafioso que monta una parada de ropa falsificada, su infantil abuela, y Ichigo, una misteriosa motera que se obsesiona con hacerse amiga suya, ya sea por las buenas o a cabezazo limpio.

Haciendo el payaso para que te presten atención...
¿Quien no lo ha hecho?

Aunque Momoko intenta ignorar a Ichigo todo lo que puede (hasta llegar al surrealista momento en que le regala una col para que la substituya como su amiga), la relación entre las chicas se va afianzando desde el momento en que, juntas, viajan a Tokio para localizar a un misterioso bordador para que personalice una chaqueta de Ichigo, y se descubre el verdadero talento de Momoko.

Que duro es ser una Lolita y de pueblo...

A partir de este punto, la película frena un poco el humor gamberro (solo un poco), y explica una historia sobre la amistad femenina, que pierde un poco de fuelle, pero sigue siendo interesante.

¿Quieres Coles?

De vez en cuando el cine asiático nos da una sorpresa friki (¿os acordáis de “La Felicidad de los Katakuri”?... madre mía...)

Por cierto, Tetsuya Nakashima no se ha dedicado únicamente a hacer divertimentos frikis. Hace un tiempo oshablé de Confessions, una película muy recomendable que llegó a estar nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa. Ahí es poco.

¡Pelazo!

Si queréis pasar un buen rato, esta es vuestra película.

... A no ser que tengais algo mejor que hacer, claro está...

¡Hasta la vista!

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails