lunes, 11 de marzo de 2013

El Color Púrpura, de Steven Spilberg


Hay películas que has visto a cachitos cientos de veces. Tantas que no llegas a saber si alguna vez la has visto entera, o si solo te suenan escenas sueltas de haberlas visto por la tele “de refilón”. Uno de los casos más escandalosos de películas “vistas de refilón” que me han pasado nunca ocurre con “El Color Púrpura”, la película de 1985 de Spilberg protagonizada por Whoopi Goldberg que también cuenta con la presencia de Oprah, de la que conocía escenas de memoria (casi) pero que no era capaz de recordar la trama... Hasta ahora.

La película cuenta la historia de dos hermanas afroamericanas que crecen en una familia con un padre abusador, y que son separadas cuando la hermana mayor, a la que el padre ha dejado embarazada en dos ocasiones, es obligada a casarse con un hombre que se ha quedado viudo recientemente, pero que en realidad desea a la hermana menor. A partir de aquí, Celie (Goldberg) vivirá un infierno en su propia casa, mientras aprende de los aciertos y errores de otras mujeres que también tienen que enfrentarse a sus demonios dentro de casa y fuera de ella, con un racismo muy arraigado en la sociedad.

Madre mia... en la que me he metido...
Esto de ser una actriz seria es muy sufrido...
Me quedo con la Hermana Mary Clarence

Aunque la película tiene algunos toques de humor (que se agradecen), la verdad es que estamos ante un drama de proporciones épicas, de esos que empiezas a llorar a los diez minutos y acabas con los títulos de crédito finales, y se te queda el cuerpo destrozado para lo que queda de dia... pero ¿hay algo malo en ello? Pues no, la verdad.

Y respecto a las actuaciones, todas perfectas. Sí, incluso Oprah (o en especial ella). Todo un hallazgo.

I'M RICH!

Así pues, si tenéis ganas de soltar lastre emocional, no os la perdáis!

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails