jueves, 9 de abril de 2009

Una historia verdadera: (A Straight Story)


David Lynch estrenó hace ahora diez años una de sus películas más valoradas pero también la que menos tiene que ver con su esencia, la que ahora está explotando hasta límites peligrosos con cintas como Inland Empire. Hablo de “Una historia verdadera” una road movie a cámara lenta que explica la historia de un señor mayor que, pese a estar enfadado con su hermano, recorre dos estados conduciendo una cortacésped para verlo después de que este sufra una enfermedad.

Como todas las road movies lo importante no es llegar a un destino, sino lo que va ocurriendo por el camino. El señor se encuentra con gente joven e inexperta a la que ilustra con su sabiduría. También encuentra gente que intenta ayudarlo a el. Y se encuentra a si mismo, haciendo un viaje interior que le trae recuerdos del pasado, de sus hijos, de la guerra,…

Esta es una historia sencilla construida con elementos sencillos: solo hace falta una carretera, el abuelete de marras y una cortacésped. Lo demás lo ponemos nosotros.

Verdaderamente merece que le dediquéis el ratito que dura a verla, aunque puntualizo: NO tiene nada en común con TELAM & Louise y aunque salgan coches y carreteras matará de aburrimiento a las fans de “A todo gas”. Apta para gente que tenga sintonía con la vida rural.

Os dejo el trailer, muy fiel a la película:

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails