sábado, 28 de enero de 2012

Young Adult

.
Jason Reitman y Diablo Cody vuelven a juntar sus talentos tras sorprendernos con 'Juno' y nos presentan 'Young Adult', una película en la que director y guionista rompen con los típicos clichés y happy endings de las comedias románticas hollywoodienses y le dan a Charlize Theron, protagonista del film, uno de los papeles antiheroina más desagradecidos de los últimos tiempos.


'Young Adult' cuenta la historia de Mavis Gary (Charlize Theron), una escritora de libros para adolescentes que, tras divorciarse y enfrentarse con el fin de su serie de novelas, se marcha a su pueblo natal en Minesotta con el objetivo de reconquistar al que fuera su novio en el instituto (Patrick Wilson), un hombre actualmente casado y recién estrenado padre de un bebé. Allí se encuentra con Matt (Patton Oswalt) otro excompañero de clase, quien en sus años de secundaria fue el típico gordo perdedor y que, a causa de una paliza propinada por un grupo de energúmenos que lo consideraron homosexual aún sin serlo, quedó minusválido. Entre Matt y Davis surge inesperadamente una intensa relación de amistad nacida por la necesidad de ambos de ser queridos, a pesar de partir con intereses vitales diferentes.


En líneas generales, podría parecer que estamos ante la típica comedia americana mil veces contada de los antiguos novios de instituto que años más tarde se reencuentran y lo dejan todo para volver a estar juntos. Algo que esperas que pase durante todo el metraje pero que al final, no acaba pasando. Y es que, si precisamente en algo destaca positivimante 'Young Adult' es en romper con los estereotipos del género romántico, presentándonos a una treitañera maliciosa y alcohólica que intenta arrancar a su primer amor de los brazos de su adorable mujer, un hombre que, además, no quiere ser rescatado, pues vive felizmente en el pueblo con su esposa y su hija recién nacida.


La película está repleta de hironía bien afilada gracias al excelente guión de Diablo Cody, con unos diálogos naturales y sinceros, a rato hilarantes y sin demasiadas vueltas de tuerca, perfectamente ejecutados por una inspiradísima Charlize Theron y unos secundarios de lujo, destacando especialmente a Patton Oswalt.


Atención especial se merece el buen hacer de la actriz sudafricana, quien despliega sus grandes artes cómicas y realiza uno de sus mejores trabajos tras 'Monster', aquí como odiosa, pedante e insufrible protagonista que, pese a las malas intenciones que posee, dota a su personaje de una gran humanidad con total credibilidad. Theron consigue construir tan bien su personaje que logra manterlo inalterable a los acontecimientos (aunque en algunos instantes deje ver su lado más vulnerable), mostrándose desde el inicio como una mujer despreciable y acabando como tal, provocando que el espectador, lejos de odiarla, acabe sintiendo pena por ella.


Estamos, pues, ante una película poco fácil, donde nada es lo que estamos acostumbrados a que sea y que supone un nuevo acierto en la dirección de Jason Reitman, un nueva muestra del buen estado de forma de la guionista Diablo Cody, y un nuevo regalo interpretativo de una Charlize Theron, ya famosa por tener una filmografía repleta de papeles arriesgados realizados a la perfección.

Puntuación El Rotoscopio: 4/5

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails