martes, 28 de junio de 2011

La decisión de Sophie


Mi estimada Vir siempre me discute si la señora Meryl Streep se merece o no se merece el peloteo/afecto/admiración que tanta gente le profesa (servidor incluido). No la malinterpreteis, no creo que ella piense que es una mala actriz, sinó que ve discutible que se la encumbre por sus películas actuales del estilo "El Diablo Viste de Prada" o "Mamma Mia". A mi, personalmente, estas películas y otras de la actriz me encantan, aunque es verdad que el echo de tener a una actriz "seria" como la Streep les da un caché que sinó no tendrian. Pero seamos sinceros ¿verdaderamente la Streep se convirtió en una actriz respetada por filmar mamarrachadas? pues la respuesta es no, y para muestra hemos tirado de filmoteca y os presentamos "La Decisión de Sophie" (1982), con la que ganó un Oscar a la mejor interpretación.

La Decisión de Sophie empieza siendo una especie de comedieta de época aderezada con ciertos elementos dramáticos, que habla sobre la amistad, la tormentosa vida de pareja, el amor,...; Temas universales. Como en la vida misma, el momento de conocer a alguien es el más feliz, cuando todo es bonito y sin fisuras. Pero poco a poco, cuando te vas acercando más y conoces más a las personas, empiezas a ver su lado oscuro, y aquí es cuando la comedia se diluye del todo para dar lugar al drama. De esta manera, nos encontramos a Stingo (Peter MacNicol), un joven sureño que se traslada a la gran ciudad para iniciar su carrera como escritor, y llega a una extraña casa de huéspedes totalmente pintada de rosa. En ella, entre muchos otros inquilinos, conoce a una pareja: Nathan (Kevin Kline) un biólogo y Sophie (Meryl Streep) una inmigrante polaca muy atractiva. A pesar de que lo primero que presencia de la pareja es una fuerte discusión, su excéntrico modo de vida les hace que casi al instante se hagan los tres amigos inseparables.

A medida que va pasando el tiempo, entre Sophie y Stingo se empieza a establecer una relación de amistad muy sincera, en la que ella le explica los trances por los que tubo que pasar durante la segunda guerra mundial, su estancia en Auswitch,.. en definitiva, su vida anterior y las decisiones que tubo que tomar.

A pesar del dramón que se nos presenta, la narración es ligera y entretenida, y sobretodo cuenta con la mejor interpretación que he visto de la Streep hasta la fecha (que ya es decir): La vi en versión original (¡obvio!) y el acento "inglés/polaco" de la actriz es acojonante, así como su caracterización. Da el pego totalmente. Y como ya hizo Christoph Waltz en "Malditos Bastardos", se defiende perfectamente en diferentes idiomas, como el Alemán y el Polaco, y es especialmente cautivadora en las escenas en las que habla directa a la cámara. Imposible pensar que es una gringa haciéndose pasar por otra cosa. Y encima guapísima.

Y respecto a los otros dos actores, Kevin Kline está fantástico como enamorado desquiciado, y Peter MacNicol tiene un papel de menos lucimiento (a pesar de ser el "protagonista" de la historia). Que le vamos a hacer... las féminas se llevan todo el protagonismo...

Pues eso, si queréis ver una película bonita-bonita, con unas interpretaciones potentes, esta es la vuestra.

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails