domingo, 14 de diciembre de 2008

My blueberry nights

.
Cuanto te alcanza Cupido ya no puedes escapar. Entras en un estado de atontamiento permanente que te lleva a cometer los actos más estúpidos y torpes que jamás habrías imaginado, y en consecuencia te sientes más ridículo todavía.

El caso es que yo de esto debo hacer poco porque hace tan solo unos días, la causante del ataque del arquero me pidió, apropiándose de las palabras de un político, ‘más hechos y menos palabras’. Ante esto me quedé pensativa y me pregunté (y me pregunto), si realmente el haberle confesado mi absoluto y verdadero amor –y los demás sentimientos derivados de éste-, no es un hecho en sí mismo.

La búsqueda del amor y sus consecuencias es precisamente el tema central de My blueberry nights, la primera incursión en el cine americano de Wong Kar Wai.

La película, fiel al estilo del director honkonés, es un espléndido drama romántico que cuenta con un reparto de lujo formado por Jude Law, Natalie Portman, Rachel Weiz, David Strathairn y Norah Jones.

.

.

Si tenía unas ganas tremendas de ir a ver este film era principalmente por dos cosas:

1. Porque su protagonista es la cantante Norah Jones, y este es su debut en el cine.

2. Por las críticas recibidas desde su presentación oficial en el festival de Cannes 2007: "Una bellísima reflexión sobre el amor y la distancia, la añoranza y el deseo. Kar Wai emociona y conquista Cannes con una puesta en escena arrebatadora y una historia etérnamente romántica. Un filme para todo el mundo que se haya enamorado alguna vez". (Le Figaro)

La historia se centra en el personaje de Elizabeth (Norah Jones), una chica que tras vivir un desengaño amoroso, decide irse de Nueva York y probar suerte en otra ciudad. De este modo, se marcha de viaje por los Estados Unidos, encontrándose por el camino con otros personajes con historias de amor tan tristes como la suya propia.

Todo y que el argumento no es excesivamente rico, sí lo son la cuidada fotografía, la música (con voz de Norah Jones) y las interpretaciones (un regalazo son las escenas entre la Jones y Rachel Weiz por una parte, y la Jones y Natalie Portman, por otra. ¡¡¡Más belleza junta no puede caber en un mismo plano!!!). El resultado es una obra de arte lenta y profunda, que consigue mantener la atención del espectador hasta el último momento (¡espléndido final!).

Ahora solo me quedan dos opciones, o ponerme a comer tarta de arándanos para curar mi adicción, o cruzar la calle al encuentro de la persona que me está esperando...

5 comentarios:

sin__fe dijo...

Tienes blooooooog! Genial! Yo también tengo pero no lo utilizo mucho...

Gran película eh? la hemos visto a la vez :)! coincido contigo en lo del argumento, porque hace la película un poco lenta... pero la fotografía, la banda sonora y el reparto lo compensan con creces.

Me dejó un poco como en trance, esos silencios... esos labios y esas luces... P-U-F!

Muá!
Lost.

sin__fe dijo...

Ah casi se me olvida, no es la primera peli de Wong Kar Wai, ya ha hecho unas cuantas... todas en plan chino y tal. Ésta es diferente en todos los sentidos.

Soyyoeldani dijo...

Wong Kar Wai... Y luego no sabes quien es Faye Wong???? dios, si es su musa (china) xDDDDDDD

Tendré que ver la peli....

Un beso!

síl dijo...

habrá que verla... no sea que cupido de buenas instrucciones...
pd. yo creo que se debe cruzar la calle...

Ana dijo...

La vi en Shanghai y me dormí, vaya pastelón... bua

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails