miércoles, 20 de noviembre de 2013

Behind the Candelabra, cuando una TV movie alcanza al cine "convencional".


Behind the Candelabra ha sido una de las revelaciones televisivas del año: estrenada como un biopic para la HBO y dirigida por Steven Soderbergh, esta TV movie que narra la relación que existió entre el pianista Liberace (Michael Douglas) y su joven amante Scott Thorson (Matt Damon) y todo lo que derivó de ella, y ha servido para demostrar como la televisión es un medio tan valido para contar una historia como lo es el cine, puesto que estamos ante una película de excelente factura y dos de las mejores interpretaciones de lo que llevamos de año.

¡Tachán!

Liberace no es muy conocido en España, aunque los fans de Alaska y Mario hayamos oído hablar de él durante la visita de estos a Las Vegas, pero aunque no lo conozcamos a fondo, su historia es lo bastante interesante como para meternos de lleno en esta película. En ella veremos como un artista extravagante de cierta edad, un prodigio en el piano, tiene que enfrentarse al paso del tiempo y ocultar su homosexualidad ante su público, mientras entabla una relación sentimental con Scott, un joven al que contrata como ayudante y que se convierte en el amor de su vida, aunque su relación, con el paso del tiempo, no llegue a ser todo lo sana que cabría esperar: cirugías estéticas innecesarias, adicciones a las drogas, celos e infidelidades, entre muchas otras cosas, se acaba interponiendo en esta pareja, dificultando su relación.


Más allá de que la historia enganche (que lo hace, y mucho) y de la buena dirección de Soderbergh, brillan las actuaciones de Michael Douglas y Matt Damon. Ambos están de sobresaliente. No solo podemos apreciar sus cambios físicos y su evolución al paso del tiempo (muy buenas caracterizaciones) si no que ambos consiguen meterse en la piel de unos personajes que en otras manos podrían haber quedado totalmente caricaturescos (especialmente Liberace) y que aquí consiguen trasmitirles una vida propia dentro de este ambiente de Las Vegas clásico que tanto les gusta al matrimonio Vaquerizo - Gara.


Verdaderamente una película de diez, que continua la labor que están llevando muchas cadenas americanas de quitar estigmas respecto a la producción televisiva, y que sirve para disfrutar de uno de los trabajos actorales del año: ¡grande Damon y majestuoso Douglas!

OMG! Certificado de Calidad El Rotoscopio!

5 comentarios:

Virginia M. dijo...

Coincido plenamente.

Muy buena crítica :)

Anónimo dijo...

La amé, una película sensacional, me pareció un poco tragica pero la dupla Douglas y Matt Damon vale la pena, es una película sensacional.

Soyyoeldani dijo...

Totálmente de acuerdo contigo! ;)

Mariana Hernández dijo...

Excelentes las interpretaciones de Damon y Douglas, y la verdad tiene ratos muy comicos como las operaciones plásticas. La vi en HBO GO porque en otras páginas se ve malísima la calidad. Es más que una historia gay, es sobre las apariencias y que de verdad había amor, al menos en Scott.

Soyyoeldani dijo...

Te doy la razón en todo Mariana. Para mi gusto, la película está tan bien hecha que trasciende totalmente el hecho de ser una "historia gay" y es una historia mucho mayor. Y las interpretaciones son de 10!

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails