jueves, 16 de mayo de 2013

Cine adictivo (y japonés): La Trilogía 20th Century Boys

Quedaros con todos los personajes que aparecen en el poster... os hará falta

Hoy os voy a hablar de (otra) de mis compras en el salón del comic de Barcelona de este año. Por un precio bastante módico, me compré la trilogia de películas “live action” (es decir, con actores de verdad, no de dibujitos) basadas en el manga super exitoso de Naoki Urasawa del mismo título. Dirigidas por Yukihiko Tsutsumi, y estrenadas en japón con solo un año de diferencia entre la primera y la última (2008-2009), Tsutsumi pretende concentrar todo el manga en menos de ocho horas, que mi hermano y yo nos pulimos en menos de una semana.
Igual que los pequeñajos protagonistas estábamos de enganchados...

La historia de 20th Century Boys es muy entretenida y compleja. Empieza en los años 70, cuando una pandilla de niños escriben un cuento, el “Libro de las profecías”, en el que hablan de un hipotético final del mundo que ocurrirá el último día del siglo 20. Años más tarde, cuando los amigos se han perdido de vista, se empieza a hacer popular una misteriosa secta liderada por un misterioso hombre enmascarado llamado “Amigo”, y empiezan a reproducirse paso a paso todas las “profecías” que se habían inventado los chicos. Así pues décadas más tarde los antiguos amigos tendran que unirse para enfrentarse a “Amigo” y sus intenciones de dominar el mundo.

¿Amigo?... ¿Con esa cara? Lo dudo...

Este es el argumento de la primera película. La segunda y la tercera siguen adelante en el tiempo hasta 2015 y 2017 (si no me equivoco) y nos introduce el personaje de Kanna, la sobrina del protagonista de la primera película, de quien hereda el cargo de salvar a la humanidad de la amenaza “Amigo”.

Puede que como la he explicado la película suene típica, pero nada más lejos de la realidad. Cada film nos muestra un lenguaje diferente al anterior, y nos hace una película de acción “sesuda” y muy japonesa a la vez.

El grupo de amigos Original

Fijaros si me ha gustado que, por una parte estoy pensando en leerme el cómic entero (nada, son 22 volumenes... totalmente asequible) y ya he empezado el anime de Monster, basado en otro manga “adulto” del maestro Urasawa.

Dadle una oportunidad, porque es una gozada.

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails