lunes, 7 de marzo de 2011

Sospechoso

Asesinato, sospechoso, juicio, jurado popular, abogado defensor, corrupción política,…; todos ellos son elementos primordiales para crear una “película judicial”, género que ha estado muy de moda entre las cadenas privadas hasta el punto que las tardes de los domingos eran un hervidero de acusaciones, falsos sospechosos y tramas enrevesadas que, un poco, nos convertían a todos en abogados (en serio, creo que hay “señoras que” han visto más resoluciones judiciales que muchos estudiantes de derecho de los últimos cursos de carrera).

A mí, tengo que decir, el género judicial nunca me ha hecho especial gracia, probablemente debido a la ya mencionada sobreexplotación, pero como siempre defendemos con Vir, muchas veces un buen actor/actriz protagonistas te hacen ver una película. Y en esta sale Cher, así que todo queda dicho.

En la cinta, del año 87, Cher interpreta a una abogada de oficio que tiene que defender a un vagabundo mudo (Liam Neeson) ante unas más que fundadas acusaciones de asesinato. Como parte del jurado popular encontramos a un político (Dennis Quaid) que quiere escaquearse de sus labores ante la justicia para poder dedicarse por completo a su campaña, hasta que descubre que quizá resulta más interesante ayudar a la abogada con sus pesquisas… y vaya si lo es…

La película es, en base, la típica película judicial, pero resulta muy interesante sobretodo en la recta final, cuando los dos personajes principales se alían para investigar (a pesar de estar totalmente prohibido) y se descubre que no es oro todo lo que brilla.

Estamos pues, ante una película muy correcta y intrigante para ver, que justifica su visionado, aparte de por los tres grandes actores protagonistas, por el último tramo de metraje, donde se desarrolla toda la acción con mucho suspense.

Os recomiendo pues, que le deis un vistazo.

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails