viernes, 23 de agosto de 2013

Series para el Verano: GLEE

Hoy vamos a hablar de la cuarta temporada de Glee. Sin duda uno de mis placeres culpables que, temporada tras temporada empiezo preguntándome porqué la sigo viendo y acabo sucumbiendo encantado.

¿Quien manda aquí?

Esta cuarta temporada arranca bastante floja, con dos localizaciones paralelas: El instituto, de sobra conocido por todos, en el que quedan los alumnos que no se graduaron el año pasado y los "novatos", y Nueva York, donde seguimos las aventuras de Rachel Berry (tan insoportablemente adorable como siempre, así es nuestra querida Lea Michele) para convertirse en una gran estrella de Brodway entrando en la prestigiosa estrella de arte Nyada. De las dos tramas la mas interesante prácticamente toda la temporada es la neoyorquina  porque es más novedosa, está mejor construida, muestra una evolución más clara de los personajes y cuenta con la apariciones de Kate Hudson y Sarah Jessica Parker (haciendo prácticamente una secuela de Sexo en Nueva York). Y porque Rachel Berry es más carismática que casi todos los miembros que han quedado en el Glee Club.

¿Dónde pueden trabajar estos dos?
Pues en Vogue.com, ¡Obvio!

Mientras tanto, en el instituto veremos a los novatos del coro, que a diferencia de sus predecesores son un poco "marginados de pega", y no dan tanta credibilidad. Se salvan los de siempre (sobretodo Brittany S. Pierce - Heather Morris- , que se convierte en un filón junto a su gato Lord Tubbington y su programa de Youtube "Fondue para 2" y Blaine Anderson -Darren Criss- que tiene que enfrentarse a su año en el instituto lejos de Kurt -Chris Colfer-. Y por supuesto la entrenadora Sue Sylvester - Jane Lynch-, el mejor personaje de la serie). Los nuevos, de momento, necesitan mejorar.

Lord Tubbington, el gato gordo y borde que todos quisieramos tener (aunque desde que se afilió al Ku Klux Klan me da un poco de miedo...)


Las tramas del instituto incluyen temas como la anorexia (muy mal resuelto), los tiroteos en los institutos (uno de los mejores capítulos de la temporada), el "cat fishing/ mentiras en la red",...; vamos, un poco de todo y con resultados desiguales.

Sue y Becky, disfrazadas de Nicki Minaj... ¿qué más se puede pedir?

Así pues, la serie evoluciona a su ritmo, y mejora a partir de la segunda mitad, por lo que la seguiré viendo otro año más.

¿Y a vosotros, que os parece este musical adolescente? ¿merece la pena verlo o han alargado demasiado el chicle?

Por cierto, no quiero acabar el post sin mencionar a una de las estrellas de la serie, Cory Monteith, que como ya sabéis murió hace poco más de un mes. Desde aquí nuestro pequeño homenaje.

DEP, Cory Monteith

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails