sábado, 20 de octubre de 2012

Gandía Shore: la polémica está servida

.
El pasado domingo se estrenó en el canal MTV el esperadísimo reality ‘Gandía Shore’, programa basado en el original estadounidense ‘Jersey Shore’.



Pese al alud de polémicas cosechadas antes de su estreno, la expectación por ver a los ‘shores’ españoles era tan grande que los descerebrados jovenzuelos le dieron a la cadena ‘musical’ una de sus mayores audiencias conseguidas hasta la fecha, con más del 4% de share, logrando, así mismo, un 87% de ‘share social’ en Twitter (nuevo concepto para medir audiencias, basado en la popularidad de un programa en la famosa red social –si no tienes cuenta en Twitter, no tienes voz en este nuevo mundo-).

Dejando a un lado la calidad o divertimento que pueda aportar el programa al panorama televisivo (una servidora necesita otro capítulo más para emitir su juicio al respecto), lo que verdaderamente me ha asombrado es la cantidad de críticas negativas que el formato y sus protagonistas han originado, y no porque no lo esperase (era obvio que pasaría), si no porque me parecen completamente infundadas y emitidas por individuales o colectivos que parecen no saber de qué va el programa, ni de dónde viene su origen. Así que por este motivo, y porque los miembros de El Rotoscopio también tenemos discrepancias en torno al reality español, veo necesario hacer un intento por situar a ‘Gandía Shore’ en el lugar que le corresponde, para que todos podamos entender qué es, de dónde viene y a dónde va.

Como he apuntado nada más empezar el post, ‘Gandía Shore’ es la versión española del americano ‘Jersey Shore’.

‘Jersey Shore’ nació en el año 2009 en MTV y se convirtió en todo un éxito para la cadena. El objetivo del reality show no era otro que seguir la vida en convivencia de sus ocho ‘shores’ (4 chicos y 4 chicas). Durante sus seis temporadas, los participantes vivieron en la costa de Jersey, en Miami Beach y en Italia, y en todas esas localizaciones el fin era el mismo: ir de fiesta, beber mucho alcohol hasta no aguantarse en pie, practicar sexo, meterse en peleas y trabajar poco. Pese a que el programa tampoco estuvo exento de críticas (y además, dos de sus participantes rozaron la violencia de género en varias ocasiones), los protagonistas de ‘Jersey Shore’ se hicieron famosísimos de la noche a la mañana, omnipresentes en todos los programas de televisión del país, e incluso tres de ellos tuvieron su propio spin-off.


En el año 2011, la MTV del Reino Unido lanzó su particular ‘Geordie Shore’ (en España se estrenó esta primavera). El programa no solo alcanzó el éxito que se esperaba, si no que temporada a temporada va subiendo sus ratings de audiencia y ya van por la cuarta, habiendo pasado por Newcastle, Mallorca y Cancún. El objetivo del programa es el mismo que en ‘Jersey Shore’: ir de fiesta, emborracharse, practicar sexo con quién sea y trabajar lo mínimo posible.


Y ahora llega a España nuestro propio ‘Gandía Shore’, con sus ocho ‘shores’ correspondientes haciendo de las suyas por Gandía.


Pese a que las tres versiones del programa siguen la misma mecánica, la principal diferencia entre unos y otros es que en el programa americano hay un punto de humor que ni ingleses ni españoles consiguen tener (quizá ese humor lo veamos por ser el primer reality de estas características y todo lo que pase con los otros dos programas lo hemos visto anteriormente en el primero y no nos causa la misma gracia). Por su parte, parece que los europeos apostamos más por la ‘agresividad’ a la hora de mostrar las escenas de sexo, y aquí son mucho más explícitas y directas que en el programa original.

En este contexto, y sabiendo como casi todos sabíamos de qué iba el programa y qué tipo de personajes participaban en él, las críticas a ‘Gandía Shore’ me parecen excesivas por:

1.Decir que el programa da una imagen superficial y frívola de los jóvenes españoles: evidentemente que NO. Los participantes hacen lo que se espera que hagan en este reality, ni más, ni menos. Tomarlos como una pequeña muestra o estereotipo de lo que es la juventud española hoy, es un error y supone sacar al programa de su contexto.

 los chicos de 'Gandía Shore' en el jacuzzi

2.Los participantes son unos ‘chonis’ y no todos los jóvenes son así: evidentemente que SI y evidentemente que NO. Los ‘shores’ son chonis y copias malas de Rafa Mora porque este programa necesita y quiere que sean así. ¿A caso alguien esperaba encontrarse con estudiantes de ingeniería nuclear que en vez de enseñar sus músculos delante de un espejo se pusieran a hablar de la Teoría Especial de la Relatividad y en vez de irse de fiesta se quedasen en casa montando un club de lectura en torno a ‘El Hombre Mediocre’ de José Ingenieros?

 Ylenia y Labrador intimando en el jardín

3.La gente va a pensar que los valencianos son como los participantes del reality y que Gandía es un lugar de fiesta y barra libre de alcohol: evidentemente que NO. Los participantes se representan a ellos mismos y bastante desgracia tienen ya con ello (estén forzados, guionizados o no, eso lo dejaremos para un segundo post). Y obviamente, Gandía debe ser un lugar estupendo, con sus gentes, sus abuelos, sus niños y sus playas, pero en el programa solo interesa ver lo que se cuece en las discotecas pertinentes y dentro de la casa (especialmente en la habitación de los ligues). Gandía en sí, es lo de menos.

Arantxa sentada encima de Abraham. 
Al lado, Clavelito

Por lo tanto, que el programa guste o no, o que para los fans del formato sea lo que esperábamos o nos haya dejado un poco fríos, eso es otro cantar que con uno o dos capítulos más podremos tener más o menos claro (reconozco que aunque no me desagradó del todo, tampoco hubo nada que me sorprendiese a su favor). Pero que las críticas al programa son excesivas, eso sí es una verdad como un templo. Así que puestos a criticar, ¡yo critico a las críticas!

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails